Escuela de Trabajo Social realiza desayuno en encuentro de supervisores de práctica

En el contexto de las prácticas preprofesionales y bajo las normas de seguridad sanitaria, se llevó a cabo un desayuno de trabajo con los supervisores de prácticas de las diversas instituciones, junto a la directora de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Bernardo O’Higgins Marlen Lineros, coordinadora académica y docente de prácticas; lo anterior con la finalidad de generar una retroalimentación respecto del proceso vivenciado durante el primer y segundo semestre del año académico, además, de establecer redes de trabajo interinstitucionales, teniendo a la UBO como contraparte.

Cabe destacar que durante el 2021 se trabajó con 22 instituciones públicas y privadas, incorporando un total de 52 alumnos de manera presencial prioritariamente en la Región Metropolitana. Sin embargo, dada la contingencia nacional la Escuela en un esfuerzo por apoyar a cada uno de sus estudiantes, también abordó su inserción en las localidades de procedencia, integrando las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y Maule, lo que constituyó un gran desafío en términos de supervisión.

En la oportunidad se dio a conocer la formación, principios rectores y plan de estudio de la carrera de Trabajo Social, como también la consecución y complejidad de cada una de las prácticas, establecidas en la malla curricular. Además, se retroalimentó colectivamente cada una de las instancias en busca de generar mejoras en el proceso para el año 2022.

La Práctica I de observación, llevada a cabo durante el primer y segundo semestre, se constituye en la primera aproximación a la realidad social, articulando el conocimiento obtenido junto a las habilidades sociales personales, promoviendo la reflexión en torno a la vocación profesional. La Práctica II orientada al trabajo con individuos y familias, implica un acercamiento gradual a la realidad profesional, donde los alumnos desarrollaron procesos de intervención de mayor complejidad.

El trabajo terrenal en tiempos reales y bajo un estado excepcional como ha sido la pandemia propició compromiso de entre la teoría, praxis, habilidades y ética profesionales, junto a la permanente reflexión – acción – reflexión, en beneficio de cada sujeto partícipe y del desarrollo profesional personal. En tal sentido, tanto supervisores como profesionales del área que acompañaron al cuerpo de estudiantes cumplieron un rol fundamental al ayudarles a generar sus primeras miradas y pasos propios de la intervención social.

La reunión terminó con un agradecimiento a todos los participantes en representación de sus instituciones por la cercanía, profesionalismo y generosidad con la que acogieron a estudiantes de primer y segundo año de la carrera.

Abrir chat