Investigadora de la UBO presenta en distinguido libro hitos de la Región de Tarapacá

La región de Tarapacá posee un patrimonio arqueológico único y desconocido. Sus condiciones climáticas han facilitado la preservación de registros arqueológicos de diferentes épocas, los que permiten aproximarnos a su larga historia de una manera integral. No todo el patrimonio arqueológico tarapaqueño posee planes de conservación para su resguardo y protección. Muchos de los sitios que conforman este patrimonio arqueológico e histórico han sido saqueados, destruidos o intervenidos, como consecuencia, entre otros factores, del turismo informal.

Es por esto que la Dra. Soledad González, investigadora del Centro de Estudios Históricos, se interesó en estudiar en profundidad esta historia y construir la valoración de este patrimonio desconocido mediante la elaboración de un libro de divulgación científica titulado: “Pequeña Gran Historia de Tarapacá”, que no sólo da cuenta de la historia tarapaqueña, sino también del estado crítico en que se encuentran algunos de los sitios arqueológicos más emblemáticos de la región.

Este es un proyecto de divulgación de las Ciencias y la Tecnología financiado por el Programa Explora de la Agencia Nacional de Innovación y Desarrollo (ANID), que tiene por objetivo principal fortalecer la cultura científica en el público general. Este proyecto integra insumos gráficos y audiovisuales de un proyecto anterior, encomendado por el Ministerio de Bienes Nacionales al Centro de Estudios Históricos de la UBO, con la finalidad de generar insumos para la toma de decisiones ligadas a la gestión territorial y la conservación patrimonial de la región de Tarapacá.

La Dra. Soledad González se refirió al trabajo realizado afirmando que: “Este proyecto posiciona al Centro y a la Universidad en el área de la difusión y la investigación aplicada, dos ejes estratégicos en los que venimos trabajando desde hace más de un año”. Además, comentó la importancia que el libro tiene en el aspecto personal para ella, “es una oportunidad de sintetizar y dar a conocer la gran cantidad de información documental y gráfica que tenemos sobre la zona tarapaqueña, recopilada durante varios años de trabajo”.

Los dos primeros capítulos del libro se centran en siete sitios arqueológicos: Maní 12, Ramaditas, Aldea de Guatacondo, Pircas, Caserones, Tarapacá Viejo y Cerro Unita. El tercer capítulo aborda la concentración de la riqueza en la época colonial, la política de chilenización tras la guerra del Pacífico y el ciclo salitrero, procesos que potenciaron la desigualdad social en la región y que, al mismo tiempo, contribuyeron a la conformación de su carácter pluriétnico y multicultural.